¡Oye! ¡Psssssttt!

¡Sí, sí,…tú!

Atiende.

Te voy a hablar de uno de los actores de Hollywood más famosos de la historia…

Pongamos que se llama Mark, aunque no se llama Mark, pero da igual…

Cuando Mark se separó, le pasó una cosa que le pasa a la mayoría (por no decir al 99%) de las personas que se separan.

Sintió una soledad muy profunda, muy jodid*, muy angustiante.

Vamos… una putad*.

Cuando sientes soledad y no sabes cómo solucionarlo, da igual que seas el protagonista de «Avatar» (en «Avatar» pon la película que te salga de los cojon*s) o que seas el fundador de Amazon. ¡Da igual! ¡Estás hundido! ¡Estás perdido!

Mark no es un amateur, es un profesional, así que para resolver su problema de soledad aplicó una solución de eso…,

…de profesional.

[Ya retomaremos el tema de Mark en otro momento…]

Ahora imagínate la mejor serie de la historia, pues ahora piensa en la actriz más famosa de esa serie…

¿La tienes?

Pongamos que se llama Mari Carmen. De Mari Carmen no tiene un carajo, pero bueno…

- Hola Mari Carmen.

Bueno pues atiende con una cosa de Mari Carmen que poca gente sabe y que flipasssss…

En su vida privada tuvo un problema enorme de autoestima, un obstáculo que lo tiene la inmensa mayoría de las personas que se separan o se divorcian.

Ojito, porque esta brillante actriz tuvo pensamientos que de no habérselos gestionado, bufffffffff…..

¿Se puede saltar ese obstáculo?

Noooo, se puede hacer algo mejor: ¡derribarlo!

Aunque, cuidado, hay que saber cómo hacerlo…

Cuando sufres una ruptura amorosa no sólo tienes esos problemas, tienes muchos más, y algunos son más jodid*s que los anteriormente descritos.

De hecho, muchos de esos problemas pueden dejarte con cara de hiena estreñida, ojo con esto.

Todos y cada uno de esos problemas tienen solución si sabes cómo hacerlo y NO es ninguna de estas recetas:

  • Sonríe todos los días, desde que te levantes hasta que te acuestes, da igual que estés muy jodid*. Sonríe.
  • Aprende a estar sólo.
  • Quiérete. Quiérete tanto que incluso pongas un espejo en cada habitación de tu casa. Sigue sonriendo, sonríe delante del espejo, aunque sea con cara de gilipoll*s, no pasa nada… Sonríe.
  • Haz un retiro de meditación en las Alpujarras, si es al aire libre y con nieve mejor. El sacrificio de pasar frío y “pillar” una pulmonía lo tendrá en cuenta BUDA, DIOS, ALÁ, CR7, MESI, o quién sea tu ídolo, no te preocupes.
  • Aprende a estar contigo mismo.
  • Ves al chamán de tu pueblo, sí ese, el de la calle Mayor nº 47. O mejor vas a la vecina del 4º, que hace amarres y te echa las cartas del tarot pero con una baraja de la brisca.
  • Haz yoga todos los días. Hazlo sonriendo para evitar que te expulsen de la clase.
  • Déjate el Netflix, es mejor leer poemas sanadores.
  • Hazte testigo de jehová.
  • Sustituye el chóped por pistachos. Ojo, esto es importante.
  • Y un largo etcétera.

Tengo una newsletter donde mando cada día reflexiones sobre cómo superar una ruptura amorosa.

Y no son reflexiones de mierd* en las que hablo de recetas chichi-nabo, o igual sí. La verdad es que no lo sé.

Lo que sí que sé es que es gratis.

¿Por qué es gratis?…

Pues porque en cada email intento venderte mi curso.

Vamos…. que al final no es gratis. Es lo que hay.

¿Qué curso dices bribón?

Pues el curso en el que, por ejemplo,…

  • te revelo quién coñ* es Mark (nuestro actor famoso de Hollywood) y qué hizo para no sentirse tan sólo,
  • lo mismo con Mari Carmen (actriz de una de las mejores series de la historia) y cómo se desenvolvió en relación a la autoestima,
  • o qué narices hizo un conocidísimo cantante español para darle la vuelta a su vida y que está relacionado con el problema de “no puedo vivir sin mi ex”,
  • o qué solución de “Champions League” puedes aplicar para derribar problemas como la dependencia emocional, idealización de tu pareja, etc,..

Pero del curso ya hablaremos más adelante….

Ahora hablemos de la newsletter, que todavía no tienes que sacar la Mastercard. Todavía.

Igual te interesa apuntarte.

O igual prefieres ver la cara de hiena estreñida que te he comentado antes.

PD: por si te lo preguntas, me adelanto, sí: soy un vendehumos; y sí: ayer vendía churros en el mercadillo (sustituye la profesión de churrero por la que se te pase por los huev*s….).

PD2: para apuntarte a la newsletter es arriba, para lo de lo hiena aquí.

Nota:

Perdona si ves que faltan enlaces y cosas, paciencia, todavía no está terminado.

Estoy muy ocupado con un curso que estoy haciendo para convertirme en el mejor vendehumos del mundo hispano y eso lleva tiempo.

Si me quieres poner un email, aquí: curso [arroba] fernandoblog.com
Scroll al inicio